Skip to content

fakeplasticshare

tillögur að löglega afla

Category Archives: Kim Gordon

If you’re one to follow along with the music critics and read those painfully subjective “Best Albums of all Time” lists, chances are you have seen “Daydream Nation” listed pretty high on some of them.continue→

Sonic Youth have always been a critics’ darling, and at times it’s difficult to understand why. If you listen to Sonic Youth prior to “Daydream Nation”, you’ll find a complex, almost confusing catalogue of songs crafted around what is essentially noise – feedback and distortion are featured quite prominantly in a number of SY’s songs, and although there is no denying the originality and uniqueness of this approach to songwriting, it is certaintly an acquired taste.

“Daydream Nation” still features these destortion-laden tracks, but they no longer feel as formless or frustratingly complex as they once did. On the contrary, SY managed to merge this once chaotic sound seemlessly together with both structure and melody, and the results are nothing short of staggering. It is obvious from the very beginning of “Teen Age Riot” that you are in for quite an experience. The fast-paced, energetic guitar riff and snare rim clicks that follow Kim Gordon’s dreamy vocal introduction is, for me, one of the single most amazing musical moments I’ve ever experienced, and it always manages to bring a smile to my face. Although “Teen Age Riot” is, without a doubt, the greatest song off this album (it’s just the greatest song period), the remaining 13 tracks are still worthy of your undivided attention. “Silver Rocket” is a fantastic high-energy number that shows you that this album has no intention of slowing down. “The Sprawl” features some amazing guitar work from Thurston Moore and Lee Ranaldo, and “Cross the Breeze” is a testament to the dynamic nature of the album itself, beginning with a beautiful, slow-paced guitar riff just before transitioning seemlessly into a fast-paced punk rock track.

Another thing that makes this album great is the fact that every member is at the top of their game. Thurston Moore, as usual, delivers the best tracks available on the album – Teen Age Riot, Silver Rocket, Total Trash, but the other members definitely hold their own. Lee Ranaldo is a force to be reckoned with, and he is better represented here than on any other SY album – tracks like “Rain King”, “Hey Joni”, and, one of the highlights of the album, “Eric’s Trip”, demonstrate his enormous skill as a songwriter. Even Kim Gordon shines on tracks such as “Kissability” and “Cross the Breeze”. And of course, one of the greatest elements of SY is the tremendous skill of Steve Shelley, who’s high-energy and innovative drumming provides the fuel that pushes these tracks along.

As is obvious, I have nothing but praise for this album. Not only is this Sonic Youth‘s most accessible work, but it is, without a doubt, their greatest accomplishment. That being said, I say this as a huge fan of indie and alternative rock. This album is NOT for everybody (the exception being “Teen Age Riot” – every person on the planet should hear that song), and I would use caution before purchasing it. If you are a fan of indie or post-punk, then by all means get Daydream Nation. I would even recommend it to those who are simply curious and want to expand their musical borders – Daydream Nation and Sonic Youth opened up a whole new world of music for me, and despite the many wonderful artists and albums I have discovered since my first listen of Daydream, I still find myself returning to it again and again. The fact is this is simply one of the greatest albums ever made, and as long as people continue to listen to music with guitars, this album will always have a place.

Si usted es de seguir críticos de música y leer esas dolorosamente subjetivas listas de “mejores álbumes de todos los tiempos”, lo más probable es que hayas visto “Daydream Nation” bastante alto en muchas de ellas. Sonic Youth siempre han sido queridos por la crítica, y a veces es difícil entender por qué. Si escuchas al Sonic Youth de antes de DAYDREAM, encontrarás un catálogo complejo, casi confuso de, escencialmente noise. Feedback y distorsión se presentan muy prominentes en varias de las canciones de SY, y aunque no se puede negar la originalidad y la singularidad de este enfoque de las composiciones, es ciertamente de un gusto particular.

“Daydream Nation” todavía cuenta con estas pistas cargadas de distorsión, pero ya no se sienten tan amorfas, o frustrantemente complejas a como lo hacían antes. Por el contrario, SY lograba combinar este sonido otrora caótico, junto a estructura y melodía, los resultados son poco menos que asombrosos. Es obvio desde el principio de “Teen Age Riot”, que recibes toda una experiencia. El acelerado ritmo, el enérgico riff de guitarra y el risueño gancho-intro vocal de Kim Gordon es, para mí, uno de los momentos musicales más increíbles que haya tenido jamás, y siempre se las arregla para traer una sonrisa a mi rostro. Las restantes 13 pistas siguen siendo dignas de atención. “Silver Rocket” es una fantásticamente enérgica pieza que muestra que el álbum no tiene ninguna intención de detenerse. “The Sprawl” con un increíble trabajo de Thurston Moore y Lee Ranaldo en guitarras, y “Cross the Breeze”, un testamento a la naturaleza dinámica del propio álbum, a partir de un hermoso y lento guitar riff, justo antes de la transición a pista punk rock.

Otra cosa que hace este gran álbum es el hecho de que cada miembro está en la cima de su juego. Thurston Moore, como siempre, ofrece las mejores pistas disponibles del disco – Teen Age Riot, Silver Rocket, Total Trash, pero los miembros restantes sin duda mantienen su posición. Lee Ranaldo es una fuerza con la que puedes contar, y se representa mejor aquí que en cualquier otro álbum de SY – temas como “Rain King”, “Hey Joni”, y, uno de los más destacados del álbum, “Eric’s Trip”, demuestran su enorme habilidad como compositor. Incluso Kim Gordon brilla en canciones como “Kissability” y “Cross the Breeze”. Y, por supuesto, uno de los mayores elementos de SY es la enorme habilidad de Steve Shelley, cuya innovadora batería y energía, proporcionan el combustible que empuja estas pistas a lo largo del disco.

Como es obvio, no tengo nada más que elogios para este disco. No sólo es el trabajo más accesible de Sonic Youth, también es su mayor logro. Dicho esto, lo digo como un gran fan del rock indie alternativo. Este álbum no es para todos (con la excepción de “Teen Age Riot” que cada persona del planeta debería escuchar). Si eres fan del indie o post-punk, entonces por todos los medios consigue Daydream Nation. Incluso se lo recomendaría a aquellos que simplemente sienten curiosidad y desean ampliar sus fronteras musicales – Daydream Nation de Sonic Youth abrió todo un nuevo mundo en mí, y a pesar de los muchos artistas y álbumes maravillosos que he descubierto desde mi primera escucha de Daydream, aún me encuentro volviendo una y otra vez a él. El hecho es que este es simplemente uno de los mejores discos jamás hechos, y mientras la gente siga escuchando la música de guitarras, este álbum siempre tendrá un lugar. –Lance G.

buffer….

Anuncios



Algo así como un sueño húmedo de indie-rock. Kim Gordon de Sonic Youth, Julia Cafritz de Pussy Galore, Yoshimi de The Boredoms, & Mark Ibold de Pavement. Free Kitten es algo más que un grupo de rejuntes. Continuando con el grupo de improvisación inherente a por menos SY y Boredoms, Nice Ass suena torpe, pero deliberadamente y no sin referencias políticas. Desde la apertura, “Harvest Spoon”, describe la experiencia de la gira con Sonic Youth, Neil Young & Crazy Horse a principios de 1991 en el Ragged Glory Tour cuando, sabido ampliamente en su momento SY, y Kim en particular, se enfrentaban a un nivel de sexismo en los backstages nunca antes visto. Con intención de hacer esta observación, Kim lanza un riff verbal de Liz Phair, sintiendo como si estuviera en “Guysville”.

En los experimentos de fuzz guitar y sonido, estas referencias contemporáneas abundan. Con alusiones a Beck, Nine Inch Nails y Stone Temple Pilots. Por supuesto intencionales. Kim y el resto son demasiado inteligentes para no hacerlo deliberadamente, pero por desgracia, tienen una vida corta y después el sonido torna en chistes para la muchedumbre. Musicalmente Free Kitten comparte la fascinación de Sonic Youth con afinaciones extrañas y guitarras skronk, y el canto de Kim en el “Scratch the DJ”, ilustra un coqueteo constante con el rap, algo menos pronunciado en un estilo de poesía beat, más aún en cortes como “Call Back”.

Comprendido entre la inutilidad de Ciccone Youth y el proto-punk-blues de Royal Trux, el resultado final es un estudiado amateurismo. Nice Ass es un producto cultural pop, lo que dle a mucho más sentido cuando se compara con sus mediocres contemporáneos. Pero lanzado en 1995, rápidamente empieza a sonar vigente. Recuerda:

“We’re Kitten and we’re badder than you.”



Read Here the Original

Something of an indie rock wet dream, Kim Gordon from Sonic Youth, Julia Cafritz of Pussy Galore, Yoshimi of the Boredoms, and Mark Ibold of Pavement, Free Kitten is more than just a pickup group. Continuing the group improvisation inherent in at the very least SY and the Boredoms, Nice Ass sounds sloppy but is deceptively deliberate and not without political points to score. The opening salvo, “Harvest Spoon,” describes the experience of Sonic Youth touring with Neil Young & Crazy Horse in early 1991 on the Ragged Glory Tour when, as was widely reported at the time, SY and Kim in particular were confronted with a level of sexism backstage never before encountered. Pointedly making this observation, Kim tosses off a verbal riff to Liz Phair, feeling as though “outside of guysville.” In among the fuzz guitar and sound experiments these contemporary references abound. Spot the allusions to Beck, Nine Inch Nails, and Stone Temple Pilots. These are of course intentional. Kim and the others are far too smart not to be deliberately placing them, but they unfortunately possess a short life span and after the fact sound like in-jokes for the in-crowd. Which is exactly what they are. Musically Free Kitten shares the fascination of Sonic Youth with strange tunings and guitar skronk, and Kim’s singing on “Scratch the DJ” illustrates a continuing flirtation with rap as her glorious rasp is less sung than pronounced in a beat poetry style, more so on cuts like “Call Back.” Falling between the pointlessness of Ciccone Youth and the proto-punk-blues of Royal Trux, the end result is a studied amateurism. Nice Ass is a pop cultural artefact, making much more sense when compared to its mediocre contemporaries. But released in 1995 it quickly begins to sound dated. Remember: “We’re Kitten and we’re badder than you.”

o en All Music by Chris Grimshaw

buffer….


Murray Street es el décimotercer álbum de la banda estadounidense Sonic Youth publicado el año 2002. Es un disco de 7 canciones que van de lo épico (“Sympathy for the Strawberry”) a lo breve e intencionalmente superficial (“Plastic Sun”). El álbum fue bien recibido por la critica y fue el primero en presentar a Jim O’Rourke como miembro oficial.

Este álbum marcó el comienzo de un sonido nuevo y más limpio para la historia de Sonic Youth, lleno de referencias a las bandas de rock clásico de los 70. En este disco el noise y la improvisación han dado paso a pautas más reconocibles, cercanas a estructuras pop al uso con sólo ciertas incursiones en sus característicos pasajes ruidosos, ahora menos incisivos.
El título del álbum, “Murray Street”, contiene varias referencias a la historia de la ciudad de Nueva York. “Murray Street” era originalmente, el límite al norte de Queen’s Farm, una parcela de tierra que fue utilizada como el sitio de King’s College (1754), y como el sitio original de Columbia College (1787). También es el lugar en donde cayó uno de los motores de uno de los aviones que impactó en las Torres Gemelas el 11 de septiembre de 2001. Es además el nombre del estudio de grabación propiedad de la banda.
buffer….


El séptimo álbum de Sonic Youth da su origen en una broma al larga duración White Album de los Beatles, de alguna manera este proyecto se transformó en una experimentación de ritmos retorcidos y toma de muestras para pasar a un homenaje a Madonna .. . SY incluso tomó el apellido de Madonna para su nombre, haciendose llamar “Ciccone Youth”. El primer single con la versión de “Into The Groovey” & Mike Watt (Minutemen) de “Burnin ‘Up” fue lanzado inicialmente en 1986. Ciccone Youth se presentó de nuevo con el EP “Master-Dik”, y decidió completar un álbum completo a finales de ’87 y principios de ’88. Se supone que el proyecto terminado se dejó en suspenso hasta después de la liberación de Daydream Nation, para asegurar que la atención no se desvíe de su álbum serio. En cualquier caso, El Whitey Album es una extraña, salvaje, colección de beat samples, rimas frescas, pop ochentoso, y algunas canciones realmente buenas.

El álbum fue reeditado dos veces, primero en 1995 y nuevamente en 2006.
Su obsesión de Madonna ya se observa en carteles de concierto y títulos de canciones, Sonic Youth grabaron su propia versión de “Into The Groove” junto con un divertido freestyle de Thurston llamado “Tuff Titty Rap” durante las sesiones de EVOL.
El guitarrista de Dinosaur Jr. John Mascis también interviene pisando una discusión de Kim en “Two Cool Rock Chicks Listening to Neu!” . El Whitey Album finalmente fue lanzado en enero de 1989, varios meses después de Daydream Nation.
buffer….

01 Kitten Bossanova

02 Punk v. Punk

03 Coco’s Theme

buffering…