Skip to content

fakeplasticshare

tillögur að löglega afla

Category Archives: Janet Weiss

Stephen Malkmus ha demostrado con cuatro álbumes en solitario (o con su banda The Jicks) que sigue siendo capaz de hacer canciones notables repartidas en álbumes también notables. Adoleciendo de parecidos defectos que los últimos discos de su icónica banda Pavement, en ellos también es frecuente cierta dispersión y tendencia a la falta de mesura en los desvaríos instrumentales. ‘Mirror Traffic’, producido por Beck y grabado antes de la gira de reunión de Pavement, no es una excepción, aunque sí parece que apuesta por una mayor concreción, yendo más al grano y aparcando el rock casi progresivo de ‘Real Emotional Trash’.

‘Mirror Traffic’ arranca urgente e incontestable, con los tres temas que a posteriori uno recuerda con mayor fuerza. El gran single ‘Tiger’ abre el disco, continúa ‘No One Is (As I Are Be)‘, un medio tiempo à la Nilsson, y la (más o menos) polémica ‘Senator‘ con su ya conocida, gloriosa, frase

“ya sé lo que quiere el senador, quiere una mamada”

Después, la cosa vuelve a los cauces más o menos habituales. Desvaríos instrumentales (o casi) como ‘Jumblegloss’ y ‘Spazz’, intercalados con cortes de apariencia amable (‘Stick Figures Into Love’, ‘Asking Price’) y hasta dócil (‘Long Hard Book’, con su slide, ‘Share The Red’), siempre con una armonía o acorde maliciosos a la vuelta de cada esquina. Chulo, interesante, agradable, tan simple pero no tan fácil.

Afortunadamente, la guasa rockera regresa con ‘Tune Grief’, que encabeza el grupo final de estas quince canciones, con ‘Forever 28′ y ‘All Over Gently’ (puro Malkmus noventero), ‘Fall Away’ (agridulce, con apariencia de villancico por esa tímida flauta dulce) y ‘Gorgeous Georgie’, de nuevo atinada. Resumiendo, Beck ha vigilado a Malkmus y los suyos (Joanna Bolme, Mike Morris y Janet Weiss grabaron el álbum, aunque esta última les ha dejado para tocar la batería en Wild Flag) para que no se perdieran más de la cuenta y entregaran otro disco notable, solo que esta vez más pulcro, divertido y ameno de lo acostumbrado. –jenesaispop

buffer….

Anuncios


Mi ultima noticia auditiva de Quasi se quedo en “Sword of god”(2001), un doble vinilo de tres caras que irradiaba psicodelia extraña, pop ruidoso y una algarabía instrumental de lo más interesante.

Los de Portland, comandados por Sam Coomes,verdadero hombre orquesta, es el responsable de que este “When the going gets dark” sea un coctel frenético de pop independiente sin colorantes no aditivos.

Y es que no te puedes resistir cuando suena “Alice the goon”, torrente electrico de pop electrificado que da paso a una sesión de glam ruidoso en “The rhino” con piano incluido y locura sin contener.

Quasi tiene la cualidad de mirar a los 70 sin sonrojarse.

“I don’t know tou anymore” es un hit en toda la regla que mira tanto a The Kinks como a los Pavement de última época.
O “Peace and love” , coros rockistas en una serenata de guitarras ácidas que demuestran que si se revisten los sonidos añejos de ironía y desparpajo salen olas densas de calor.

Y terminan apaciguados, domados por tanto sudor y fiebre, con “Invisible star”, emocional, y hasta efectiva con ese punteo que se acristala en una melodía triste.

Gozada por tanto este “When the going gets dark” que gustará tanto a los amantes de lo independiente como a los que conserven buenos recuerdos de lo que se hacia hace ya mucho tiempo. El Varapalo

buffering…