Skip to content

fakeplasticshare

tillögur að löglega afla


El disco que considero imprescindible de Yo la tengo, grabado en Alex The Great, Nashville, Tennessee y producido por Roger Moutenot.
“Decora”, abre el disco, un tema de construcción muy sencilla que consta de una base rítmica de bajo y batería a las que Ira añade las texturas psicodélicas con su guitarra pero que resulta embriagadora. El disco de rarezas y descartes “A smattering of outtakes and rarities” incluye una versión acústica que pone los pelos de punta.

Seguimos por “Flying lesson (hot chicken #1)” el tema más cercano a Sonic Youth de toda la discografía de Yo la tengo. La aportación personal es la voz susurrante y el crescendo en la distorsión de las guitarras.

“The hour grows late” es una suave balada en la que el tratamiento de las voces les acerca al du-duá.

El cuarto corte, “Tom Courtenay”, se editó como single antes que el disco con el tema “Bad politics” en la cara B. Es quizá el tema más accesible (pop) de todo el disco. Habla de la actriz británica Julie Christie. El estribillo basado en el “papapa papapararara” es tan irresistible y pegadizo que una vez que lo hayas escuchado no pararás de repetirlo.

“False ending” dura menos de un minuto. Se trata de un tema muy acelerado que casi invita a mover los pies.

“Pablo and Andrea” es la típica balada “romántica” de influencia folkie en la que sobresale la voz de Georgia en un tono conmovedor. Impresionante el solo de guitarra por el enorme sentimiento que transmite.

El siguiente tema, “Paul is dead” tiene unos coros dulces y voz cavernosa. Por el tratamiento musical parece un tema acústico.

Seguimos con “False alarm”, que se basa en incansables ritmos repetitivos con los diferentes instrumentos que se van solapando. Ira canta y toca las maracas. Los sonidos se van agudizando hasta acabar convertidos en chirridos… pero sin perder nunca la armonía y, lo que es más importante, la emoción.

“The ballad of Red Buckets” es una balada épica de influencia country.

Continua con b, que en nada se parece a “Flying lesson (hot chicken #1)”, aunque su título suponga una relación. Es suave e hipnótica, con la voz de Georgia guiándote por el mundo de colores.

“(Straight down to the) Bitter end” es una canción de amor, aunque alejada del canon de las baladas. Las guitarras se entremezclan en varias pistas sin fin, a cada cual más experimental. Rock contundente y alternativo, supongo que para aprovechar la energía que el público demandaba a partir del grunge.

La distorsión armoniosa que impera en el sonido de Yo la tengo domina “My heart’s reflection”. La voz es dulce, aunque otra vez indescifrable, a base de susurros.

Sin solución de continuidad llegamos a “Attack on love”, un tema caótico, puro ruido.

Se cierra el disco con “Blue line swinger”. Los créditos indican que dura 03:42, aunque en realidad supera los once minutos, de hecho en algunos reproductores te marca esa duración, pero no es un defecto. El tema es un ejemplo de la dimensión épica de la música de Yo la tengo.Fran Hervada
buffer….

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: