Skip to content

fakeplasticshare

tillögur að löglega afla


Jim Ward, miembro fundador de At the Drive-in, los recomendables Sparta y de Sleepercar, es un tipo que también tiene sus dramas íntimos, como todo el mundo. Para darles salida fuera de la contundencia punkera de los mencionados ATD o de la electricidad de Sparta, Jim tiene una carrerita en solitario. El diminutivo es merecido pues sólo tiene un par de EPs publicados. El primero, de 2007, se llama Quiet y es básicamente un disco de folk. Muy mono y totalmente alejado de cualquier distorsión, griterio o batería contundente. Queda una herencia de lo suyo en los coros, pero los tempos son calmados y las canciones tienen poco más que piano, guitarra, voz y tombourine. Alguna armónica aparce también, en ‘On my way back home again’, por ejemplo, que a mi me parece la mejor. El segundo EP de Jim Ward, titulado In the valley, on the shores, es de este mismo año y, como el primero, está compuesto por cinco temas acústicos muy agradables de escuchar. En ‘Broken songs’, bonita y de final abrupto, Jim ha contado con la colaboración de Tegan Quin, de Tegan & Sara. El resultado es bien vistoso. Indiespot
buffering…

Anuncios

A %d blogueros les gusta esto: